Nueve de cada diez personas de todo el mundo respiran aire contaminado | Corresponsables.com Perú
ISO 26000:
 Derechos Humanos

Nueve de cada diez personas de todo el mundo respiran aire contaminado

Los países cada vez toman más medidas para hacer frente a este problema de salud pública

03-05-2018
Una mañana en las calles de Vietnam / Foto de Arran Smith
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker



La contaminación del aire sigue siendo uno de los grandes riesgos a los que personas de todo el mundo se enfrentan a diario. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha presentado nuevos datos sobre la calidad del aire y revela una cifra realmente alarmante: 9 de cada 10 personas respira aire con altos niveles de contaminantes. De hecho, las cifras van más allá y las estimaciones de la OMS muestran que siete millones de personas mueren cada año por la contaminación del aire ambiente (de exteriores) y doméstico.

“La contaminación del aire representa una amenaza para todos, si bien las personas más pobres y marginadas se llevan la peor parte”, asegura Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS. “Es inadmisible que más de 3.000 millones de personas, en su mayoría mujeres y niños, sigan respirando todos los días el humo letal emitido por cocinas y combustibles contaminantes en sus hogares. Si no adoptamos medidas urgentes contra la contaminación del aire, el desarrollo sostenible será una simple quimera”, alerta el líder de la OMS.

La contaminación del aire ambiente por si sola provocó aproximadamente 4,2 millones de muertes en 2016, mientras que la contaminación del aire doméstico originada por la cocción de alimentos con combustibles y tecnologías contaminantes causó unos 3,8 millones de muertes en el mismo periodo. Más del 90% de las muertes relacionadas con la contaminación del aire se producen en países de ingresos bajos y medianos, principalmente de Asia y África, seguidos por los países de ingresos bajos y medianos de la Región del Mediterráneo Oriental, Europa y las Américas.

Países contra la contaminación del aire

En la base de datos de la OMS sobre calidad del aire ambiente figuran actualmente más de 4300 ciudades de 108 países. Desde 2016, más de 1000 ciudades adicionales se han añadido a esta base de datos, lo que, en palabras de la OMS, “evidencia que un número de países sin precedentes está midiendo la contaminación del aire y  adoptando medidas para reducirla”.

“Muchas megalópolis de todo el mundo quintuplican con creces los niveles fijados en las directrices de la OMS sobre la calidad del aire, lo que representa un riesgo considerable para la salud de las personas”, explica María Neira, directora del Departamento de Salud Pública y Determinantes Medioambientales y Sociales de la Salud de la OMS. “El interés político en este desafío mundial para la salud pública es cada vez mayor. El aumento del número de ciudades que registran datos sobre la contaminación del aire refleja un compromiso con la evaluación y el monitoreo de la calidad del aire. Este aumento se ha dado principalmente en países de ingresos altos, pero esperamos ver un aumento similar de los esfuerzos de monitoreo en todo el mundo”.

Aunque los datos más recientes muestran que los niveles de contaminación del aire ambiente siguen siendo peligrosamente altos en la mayor parte del mundo, también evidencian algunos avances positivos. Los países están adoptando medidas para abordar y reducir la contaminación del aire provocada por partículas finas. Por ejemplo, en tan solo dos años, el proyecto Pradhan Mantri Ujjwala Yojana puesto en marcha en la India ha permitido conectar gratuitamente a la red de GPL a aproximadamente 37 millones de mujeres que viven por debajo del umbral de la pobreza para ayudarlas a cambiar a una fuente limpia de energía doméstica. La Ciudad de México se ha comprometido a aplicar normas a favor de vehículos menos contaminantes, optando por ejemplo por autobuses que no emiten hollín y prohibiendo los coches particulares diésel para 2025. Y en España se ha puesto en marcha la Plartaforma X Aire Limpio para mejorar la calidad del aire urbano.

La contaminación del aire no conoce fronteras. Por eso, la OMS insta a los gobiernos a tomar medidas ininterrumpidas y coordinadas para mejorar la calidad del aire y encontrar soluciones que, por ejemplo, posibiliten el transporte sostenible, la producción y el uso de energías más eficientes y renovables, y la gestión de residuos.

Este año, la OMS organizará la primera Conferencia Mundial sobre la Contaminación del Aire y la Salud (30 de octubre – 1 de noviembre de 2018) con el fin de reunir a los gobiernos y los asociados en el marco de una movilización mundial para mejorar la calidad del aire y luchar contra el cambio climático.