"Cusqueña Telar” da un paso más para apoyar tejedoras del Cusco | Corresponsables.com Perú
ISO 26000:
 Participación Activa y Desarrollo de la Comunidad
Grupos de interés:
 Grandes empresas,  Tercer sector
Sectores:
 Alimentación y Bebidas,  Entidades No Lucrativas

"Cusqueña Telar” da un paso más para apoyar tejedoras del Cusco

23-01-2018
Foto: Portal Backus
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

Teniendo como objetivo apoyar la tradición milenaria que es la labor del tejido, Cerveza Cusqueña y Fundación Backus decidieron lanzar la campaña “Cusqueña Telar”. En un principio, las maestras tejedoras del Cusco, personalizaron diversas prendas (casacas, mochilas, zapatillas) que el público podía adquirir mediante una promoción.

A inicios del 2016 se integró el telar a un panel publicitario, de acuerdo con la organizaciónes "largas horas de arduo trabajo y dedicación de cincuenta y cinco mujeres de cuatro comunidades altoandinas, lograron esta obra de más de 16 metros de ancho y siete de alto. El panel fue expuesto en una avenida principal de la ciudad Imperial, e inmediatamente captó la atención de los cusqueños y turistas. La campaña obtuvo tres galardones en el Festival Iberoamericano de Publicidad (FIAP) realizado en México, elevando a vista de todo el mundo el hermoso arte textil de nuestro país".

Tras dos años del proyecto, la producción de telar en las comunidades beneficiadas aumentó en 107%, cifra histórica entre las tejedoras de la zona. 

El siguiente paso a esta campaña fue la inauguración del “Awana Wasi” (Casa de Tejedoras, en Quechua). Este centro fue diseñado por las mismas mujeres de la comunidad y construido con materiales propios de la región. Contiene todos los materiales para la confección especializada provista de los instrumentos necesarios para lograr la calidad de los acabados, a la vez de ser un área de exposición para la venta.

"La inauguración de Awana Wasi fue una fiesta donde celebramos el comienzo de una nueva aventura para nuestras maestras tejedoras. Una experiencia que acercará más nuestro arte del tejido al público peruano y extranjero. Esta es nuestra forma de retribuir el trabajo que por tantos años han realizado las mujeres andinas para enriquecer este legado. Porque no solo mantienen viva una tradición que nos hace únicos como país, sino que además nos regalan las mejores lecciones para hacer que nuestros sueños se hagan realidad: maestría, pasión y dedicación", afirman fuentes de la organización.