ISO 26000:
 Asuntos de Consumidores
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Automoción,  Movilidad

Explorando HEV y PHEV: significado y claves para comprender sus diferencias

La diferencia clave entre un HEV y un PHEV radica en la capacidad de recarga de la batería y la distancia que pueden recorrer utilizando únicamente la energía eléctrica almacenada. 

08-02-2024
Explorando HEV y PHEV: significado y claves para comprender sus diferencias.

En 1993, los ingenieros de Toyota iniciaron el proyecto G21 para diseñar el auto del futuro, sin anticipar la proliferación de tecnologías electrificadas en la actualidad. Los avances en movilidad sostenible han introducido términos como HEV (Vehículo Eléctrico Híbrido) y PHEV (Vehículo Eléctrico Híbrido Enchufable), generando interrogantes entre los consumidores sobre el significado de cada tecnología.

Los HEV, o vehículos híbridos eléctricos convencionales, constituyen la primera ola de innovación. Recargan su batería principalmente mediante la recuperación de energía cinética durante el frenado y la operación del motor de combustión interna. El motor eléctrico asiste al de gasolina, mejorando la eficiencia y reduciendo hasta un 40% el consumo de combustible. A diferencia de los PHEV, los HEV no requieren enchufarse, ya que la recarga se realiza automáticamente durante la conducción. Este enfoque autónomo hace que los HEV sean accesibles y eficientes.

“Los HEV, más conocidos como híbridos eléctricos, han ganado gran aceptación en el mercado local debido a su mayor autonomía, confort y eficiencia, contribuyendo significativamente a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.”, explicó David Caro, Gerente de Asuntos Corporativos y ESG de Toyota del Perú.

Los PHEV, o vehículos híbridos enchufables, disponen de una batería más grande y la opción de carga mediante enchufe a una fuente externa. Esta batería ampliada permite un mayor rango de conducción en modo eléctrico sin emisiones. Tras agotar la carga eléctrica, el PHEV opera como un HEV, utilizando el motor de gasolina y la regeneración del frenado para recargar la batería, ofreciendo versatilidad en la eficiencia energética.

La diferencia clave entre un HEV y un PHEV radica en la capacidad de recarga de la batería y la distancia que pueden recorrer utilizando únicamente la energía eléctrica almacenada. Mientras que un HEV se recarga durante la conducción, un PHEV puede cargar su batería enchufándola a una fuente externa, ofreciendo una mayor autonomía eléctrica. Ambos comparten un tren motriz dual.

En mercados como el Perú, los vehículos híbridos eléctricos (HEV) son considerados los más adecuados debido a la limitada infraestructura de recarga externa. Al no depender de la recarga externa, los HEV ofrecen mayor versatilidad en áreas donde las estaciones de carga son escasas, siendo una opción más práctica dadas las condiciones actuales.

Accede a más información responsable en nuestra biblioteca digital en publicaciones Corresponsables.