ODS17. Líderes mundiales se comprometen a revertir la pérdida de la naturaleza para el 2030 | Corresponsables.com Perú
ISO 26000:
 Medio Ambiente
Grupos de interés:
 Grandes empresas,  Tercer sector,  Administraciones y Empresas Públicas
Sectores:
 Servicios Ciudadanos

ODS17. Líderes mundiales se comprometen a revertir la pérdida de la naturaleza para el 2030

Más de 60 jefes de estado y de gobierno, incluidos los de cinco de las economías más grandes del mundo, respaldan el compromiso de los líderes por la naturaleza, apoyando acciones decisivas sobre la naturaleza para proteger la salud humana y planetaria

29-09-2020



 Jefes de Estado y de gobierno de 64 países, que abarcan los cinco continentes y el Presidente de la Comisión Europea para la Unión Europea, se han comprometido a revertir la pérdida de la naturaleza hasta el final de la década.

El Compromiso de los Líderes por la Naturaleza: unidos para revertir la pérdida de biodiversidad hasta el 2030 para el Desarrollo Sostenible contempla acciones urgentes durante los próximos diez años como parte de la Década de Acción de la ONU para lograr el Desarrollo Sostenible. Este se presenta días antes de la Cumbre de la ONU sobre Biodiversidad, enviando una señal clara e integral de que el mundo debe intensificar la ambición para detener y revertir la pérdida de la naturaleza en beneficio de las personas y la naturaleza y abordar el cambio climático.

El compromiso, que se lanzó oficialmente  en el Evento de Líderes para la Naturaleza y las Personas, parte del Hub de Naturaleza para la Vida, es una respuesta directa a nuestra creciente emergencia planetaria y la necesidad de una acción global inmediata para abordar las crisis interdependiente de nuestra biodiversidad, clima y salud. Varios actores no estatales ** también lo apoyan.

Los adheridos al Compromiso incluyen Bangladesh, Bután, Colombia, Costa Rica, Francia, Fiji, Alemania, Kenia, Seychelles, México y Reino Unido, entre otros.

Marco Lambertini, Director General de WWF Internacional, dijo:“"La pérdida de la naturaleza y la biodiversidad es tan grave que plantea serios riesgos para nuestra salud, economía y medios de vida. Las pandemias, los incendios forestales, la disminución de la vida silvestre y el cambio climático son síntomas de nuestra relación peligrosamente desequilibrada con el mundo natural. No podemos ignorarlo más y debemos actuar con decisión".

"El Compromiso de los Líderes por la Naturaleza marca un momento crucial en el que los países demuestran un liderazgo real desde el más alto nivel político y se comprometen a revertir la pérdida de biodiversidad para 2030. Hacemos un llamado a todos los líderes para que aprovechen esta ambición en la próxima Cumbre de la ONU sobre Biodiversidad. Juntos, deben desarrollar y acordar un plan compartido para las negociaciones sobre biodiversidad y clima programadas para el próximo año, para asegurar un futuro neutro en carbono, positivo para la naturaleza y equitativo para todos. Nunca ha habido un momento más crucial para actuar por la naturaleza que ahora".

En este último año, una serie de informes relevantes han llamado la atención del mundo sobre la crisis de biodiversidad, mientras la naturaleza actualmente disminuye a nivel global a un ritmo sin precedentes en la historia de la humanidad. El Informe Planeta Vivo 2020 de WWF, publicado a principios de este mes, reveló una disminución del 68% en las poblaciones estudiadas de vertebrados desde 1970, impulsada por la forma en que producimos y consumimos.

El compromiso destaca que esta crisis acelerada está causando un daño irreversible a nuestros sistemas de soporte vital, agravando la pobreza y las desigualdades, aumentando el riesgo de futuras pandemias zoonóticas y contribuyendo significativamente al cambio climático. Los crecientes costos para las sociedades y la economía requieren que la pérdida de biodiversidad se detenga y revierta con urgencia si queremos lograr nuestras metas climáticas y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

 

Los compromisos clave incluyen:

 

Tomar acciones urgentes ahora que permitan revertir la pérdida de biodiversidad hacia el 2030 para el desarrollo sostenible; incluyendo:

 

  1. El desarrollo e implementación completa de un marco de biodiversidad global ambicioso y transformador post-2020 que se adopte en Kunming, China, el próximo año;
  2. La transición hacia patrones sostenibles de producción y consumo, incluyendo sistemas alimentarios sostenibles que satisfagan las necesidades de las personas mientras se mantienen dentro de los límites planetarios, incluso encaminándose hacia una agricultura regenerativa libre de deforestación;
  3. Reducir la contaminación en la tierra y el aire, incluyendo la eliminación de los desechos plásticos del océano;
  4. Gestionar de forma sostenible nuestros océanos y concluir las negociaciones en el marco de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar;
  5. Una respuesta verde y justa a la actual crisis económica y de salud, integrando el enfoque de Una Salud  y ubicando la biodiversidad, el clima y el medio ambiente en el centro de las estrategias de recuperación, inversiones, decisiones y acciones de todo el gobierno;
  6. Invertir más dinero en soluciones basadas en biodiversidad y la naturaleza y comprometerse a eliminar o reorientar inversiones y subsidios dañinos. Además, alinear los flujos financieros con los compromisos ambientales y los Objetivos de Desarrollo Sostenible para lograr el bienestar de las personas y salvaguardar el planeta.

Los líderes también se comprometieron con acciones significativas y responsabilidad mutua para abordar la emergencia planetaria, trabajando con todas las partes de la sociedad y reuniéndose en la AGNU 2021 para revisar el progreso y reafirmar los compromisos.

El Compromiso de los Líderes por la Naturaleza se produce menos de dos semanas después del lanzamiento de la Perspectiva Mundial sobre la Diversidad Biológica 5, que reveló que el mundo no está en el camino correcto para cumplir con ninguno de sus objetivos de biodiversidad de Aichi de una década. El próximo año se adoptará en Kunming, China, un marco mundial de biodiversidad post-2020, acordando un objetivo mundial para la naturaleza y nuevos objetivos de biodiversidad, en el marco de la Cumbre de la Biodiversidad de la ONU.