ODS8. CONFIEP plantea un diálogo social para fomentar la formalidad y la generación de trabajo decente en las empresas | Corresponsables.com Perú
ISO 26000:
 Prácticas Laborales
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Asociaciones y Colegios Profesionales

ODS8. CONFIEP plantea un diálogo social para fomentar la formalidad y la generación de trabajo decente en las empresas

En la 109Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT, representantes de los gobiernos, trabajadores y empresarios de los 187 Estados Miembros de la OIT, se reúnen para debatir cuestiones relacionadas con el mundo del trabajo, incluida una recuperación centrada en las personas después de la pandemia.

14-06-2021

El presidente de la CONFIEP, Oscar Caipo, planteó en la Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT la necesidad de promover un diálogo social para contribuir a que más empresas peruanas transiten a la formalidad para reducir la cifra de más de 10 millones de peruanos que laboran en la informalidad, quienes son los más vulnerables al carecer de derechos laborales y protección social, panorama que se ha agravado a causa de la Covid-19.

Durante la realización del evento, que se celebra del 7 al 19 de Junio, solicitó que se le comparta un análisis experto para conocer la ruta hacia la formalidad seguida por algunos países, con el fin de tener ejemplos concretos que ayuden a abordar con urgencia la informalidad y lograr incorporar a la formalidad con trabajo decente a millones de trabajadores en el Perú.

"Enfrentar los retos para una verdadera recuperación económica tras la Covid-19 y que implique la generación de trabajo decente con protección social, supone abordar las causas de la informalidad como son la excesiva burocracia y corrupción, alto costo de ser formal comparado con los beneficios de serlo y el enfoque de fiscalización”, subrayó el presidente

Oscar Caipo destacó también que, desde la CONFIEP, se viene promoviendo que las grandes empresas propicien el encadenamiento productivo y brinden facilidades de pago a las micro y pequeñas empresas, actores claves en el proceso de formalizar la economía peruana, para ayudarlas a ser formales y en esa ruta, logren desarrollarse y mejorar la calidad de vida de su entorno.