“Los beneficios del balance social nos permiten cumplir estos objetivos de apoyo a los más necesitados” | Corresponsables.com Perú
ISO 26000:
 Derechos Humanos
Sectores:
 Entidades No Lucrativas

“Los beneficios del balance social nos permiten cumplir estos objetivos de apoyo a los más necesitados”

Entrevista a Manuel Huapaya, Secretario General de Cáritas del Perú.
 

02-08-2022
Manuel Huapaya, Secretario General de Cáritas del Perú

Son una organización internacional que nace luego de la Segunda Guerra Mundial.  Cáritas del Perú se funda el 04 de octubre de 1955 por la Conferencia Episcopal Peruana y próximamente cumplirán 67 años de labor promoviendo el desarrollo humano integral en las poblaciones más vulnerables del país. Trabaja de la mano con 49 Cáritas Diocesanas que reúnen a un gran número de parroquias que consolidan un espectro importante para la efectividad de sus acciones; así lo da a conocer Manuel Huapaya, Secretario General de Cáritas del Perú quien, además, sostiene que sus protocolos les permite estar en todos los rincones del país en momentos cruciales de ayuda o de alguna emergencia social; asegura que esta es la verdadera fortaleza de su institución y que por ello muchas organizaciones y representantes quieren trabajar proyectos con ellos por el alcance y la magnitud que tienen. Cáritas del Perú es una organización que deriva de la Iglesia Católica para contribuir a mejorar la calidad de vida de las poblaciones más pobres y alejadas del país, a través de acciones, programas y proyectos de desarrollo humano integral ejecutados con la Red de Cáritas Diocesanas distribuidas en todo el territorio nacional.
 
¿Cómo vienen trabajando su labor en cuanto a la responsabilidad social en su organización y cuáles son sus principales áreas estratégicas?
 
Nosotros manejamos cinco ejes estratégicos. El primer eje, se basa en la gestión y prevención de riesgos, es decir, tenemos un área que siempre está capacitando o viendo alguna forma de prevenir algunos riesgos en diferentes puntos del país que tenemos mapeados, situaciones de riesgo en las cuales Cáritas actúa inmediatamente. En cuanto al segundo eje estratégico que tenemos es el desarrollo humano integral, es decir, nosotros buscamos a través de nuestros proyectos desarrollar una posibilidad de crecimiento sostenible en las diversas comunidades donde haya una mayor vulnerabilidad y, no solamente se trata de este aspecto que tiene que ver con un tema de una asistencia humanitaria, si no se trata de que estas comunidades puedan sostenerse en el tiempo y ser protagonistas de su propio desarrollo. Nuestro tercer eje estratégico es nuestra incidencia en políticas públicas, tema que trabajamos desde la perspectiva social desde el aspecto organizativo y desde la demanda de los derechos de las comunidades, eje que concentra el mayor de nuestros esfuerzos. En cuanto al cuarto eje estratégico, es el que tiene que ver con el medio ambiente y ecología, si han escuchado al Papa Francisco de la “casa común”, entonces entenderán que se trata de uno de nuestros puntos centrales. Cáritas del Perú está involucrado directamente en esta perspectiva y lo que buscamos, a través de diferentes proyectos y de la sensibilización de la gente, es lograr el cuidado de nuestro mundo de manera sostenible en todos sus aspectos. Finalmente, nuestro quinto eje estratégico es un tema de fortalecimiento institucional,  es decir, Cáritas del Perú busca un fortalecimiento continuo como institución, para ello, nos actualizamos constantemente, saber cuáles son las necesidades, no solamente hacia afuera sino hacia dentro; en la medida que hacia dentro estamos bien como organización, vamos a poder brindar un excelente servicio hacia el exterior, y queremos abarcar toda la Red de Cáritas, las 49 Cáritas Diocesanas a lo largo del país.
 
¿Y cuáles son estas iniciativas específicas que vienen desarrollando dentro de estos ejes estratégicos y cuántas personas vienen siendo beneficiadas?
 
En cuanto a desarrollo humano integral, nosotros acabamos de celebrar un proyecto con el Grupo Gloria con un millón de vasos de leche para todo el país. Con esto nosotros hemos llegado a cubrir, por ejemplo, un aproximado de 80 mil personas y ayudar a alrededor de casi más de 100 programas de Ollas Comunes. Esto se ha logrado en 19 regiones del país. Otra propuesta es la que venimos desarrollando en Puerto Maldonado con el apoyo de Cáritas de Alemania en el proyecto “Protección y adaptación al Cambio Climático de los medios de vida de comunidades campesinas e indígenas en la Amazonía, Bolivia y Perú” que busca el desarrollo sostenible de las comunidades nativas. Este proyecto no solo impulsa el desarrollo sostenible de estas comunidades, sino también el cuidado de la forestación del lugar y su reforestación en zonas dañadas. Ahora pretendemos, se gesten temas de gestión para que luego estas comunidades caminen solas. Es un desarrollo en el tiempo y vamos pasando de un simple apoyo humanitario a una etapa ya más sostenible.
 
Recientemente, Cáritas ha dado a conocer el balance social de 2021, realizado con los estándares de referencia del Global Reporting Initiative- GRI. ¿Puede contarnos sobre ese trabajo?
 
Este trabajo lo venimos desarrollando desde el año 2005. Es un reporte importante para la presentación de Cáritas en muchos aspectos. En primer lugar, a través del balance social transparentamos todos los ingresos, egresos, número de beneficiarios e impactos en los ámbitos internacional como nacional. Además, estamos alineados a los ODS, es decir, hace énfasis en algunos aspectos, en la erradicación de la pobreza, el hambre cero, salud y bienestar, igualdad de género, el trabajo decente y el crecimiento económico, que es lo que también buscamos, a través de muchos aspectos, el tema de reducir al máximo la posibilidad de desigualdades es un tema tan propio, tan nuestro, desde la perspectiva del Evangelio, la acción por el clima que tiene que ver con el medio ambiente, el cambio climático y las alianzas para lograr los objetivos. Cáritas funciona siempre y tiene esta posibilidad gracias a las alianzas que realiza, o sea, nosotros mismos vamos en función de la generosidad, de la solidaridad de la gente, de las empresas para lograr nuestros objetivos. Eso es un punto vital.
 
¿Podría decirnos cuál ha sido el impacto de este balance social que han realizado?
 
En primer lugar, cuando una organización requiere generar algún proyecto, bajo la perspectiva del desarrollo social, busca con qué organización aliarse, y en ese sentido, la presentación del balance social ha sido una herramienta vital, porque allí se gesta la confianza. Somos una organización que, a lo largo de los años, ha sido muy transparente y al generar esta confianza, nos llaman y nos convocan. Los beneficios del balance social nos permiten llegar a cumplir estos objetivos de apoyo a los más necesitados.
 
¿Cuál ha sido el impacto en cuanto a familias beneficiadas en el 2021 que ha realizado Cáritas durante la crisis sanitaria del Covid-19?
 
El impacto es interesante porque hemos apoyado a más de 69 mil familias en el transcurso del 2021, a través de la ejecución de 43 proyectos, algunas trabajados directamente y otros de la mano con las Cáritas Diocesanas. Además, hemos atendido con ayuda humanitaria para contrarrestar el COVID-19 a 1,284,667 millones de familias, desde marzo 2020 a diciembre 2021 junto con la Red Cáritas Diocesanas distribuidas en todo el país.
 
¿Cómo viene trabajando Cáritas del Perú la comunicación de su responsabilidad social y qué tan importante es para ustedes?
 
Voy a tomar una frase de Gabriel García Márquez que dice “lo que no se comunica no existe”. Es importante comunicar todo lo que se hace, con dos fines: la primera, con la finalidad de transparentar, y la segunda finalidad, motivar a muchos otros a que se sumen a estas iniciativas. Hoy estamos en un proceso de fundraising y, por ejemplo, queremos buscar, no solo empresas, sino al ciudadano de a pie, a la persona que le interese toda esta perspectiva social que quiera participar con nosotros y estamos fortaleciendo nuestra área de comunicación, actualizando nuestra página web y redes sociales porque ahí es donde estamos difundiendo el tema.
 
Finalmente, ¿cuáles son los próximos retos y desafíos que tiene Cáritas del Perú en cuanto a la responsabilidad social en el ámbito de la sostenibilidad y cómo piensan llevarlo a cabo?
 
Hoy es una realidad visible para todos que estamos entrando a una época un poco convulsionada por la crisis alimentaria que plantean una serie de desafíos. Cáritas del Perú, desde esta perspectiva social, ya ha empezado a mirar y a desplegar una serie de posibilidades que vayan en beneficio de aquellos que más lo necesitan; entonces, estamos siempre buscando alianzas como la que acabamos de consolidar con la Sociedad Nacional de Industrias, para apoyar a más de 100 organizaciones de Ollas Comunes; otro es la que estamos planeando con el Grupo Gloria de continuar con esta ayuda de 1 millón de vasos de leche en todo el Perú. Nuestros obispos, que son parte de Directorio de Cáritas del Perú, están en una búsqueda de alianza con la CONFIEP, con las Cámaras de Comercio del país y de Lima, para ver cómo ponemos el hombro todos y aquí hay que acotar algo, no solo con un apoyo así de momento, sino con un tema sostenible porque esta crisis alimentaria no se va, y permanecerá su tiempo.
 
 Escucha la entrevista completa aquí: