“La responsabilidad social y ambiental es un eje trasversal a nuestra operación, comprometidos en contribuir con las localidades vecinas y con toda la comunidad aeroportuaria” | Corresponsables.com Perú

“La responsabilidad social y ambiental es un eje trasversal a nuestra operación, comprometidos en contribuir con las localidades vecinas y con toda la comunidad aeroportuaria”

Entrevista a Julissa Salavarría, Gerente de Sistemas de Gestión de LAP (@AeropuertoLima)

09-09-2019
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

¿Puede hablarnos de la Responsabilidad Social de su organización, de cómo ha evolucionado estos años hasta la actualidad y cuáles son actualmente sus principales áreas estratégicas?

En Lima Airport Partners, siempre hemos tenido claro que uno de nuestros pilares estratégicos es la Responsabilidad Social y Ambiental, por tanto siempre buscamos que nuestro accionar se relacione y responda a ello. Como operadores del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, nuestro modelo de Responsabilidad Social apunta a actuar sobre nuestros impactos de manera responsable y comprometida con nuestras localidades vecinas, nuestros usuarios, pasajeros, con el medio ambiente y con todo aquel que participe de la operación del terminal.
 
Desde el 2001, fecha de inicio de la concesión, LAP ha venido trabajando diferentes iniciativas con asociaciones civiles sin fines de lucro como Aldeas Infantiles SOS, Kantaya, Sembrando Juntos, Tetra Pak, entre otras. Asimismo, contamos con estándares internacionales que guían nuestras acciones: Normas de Desempeño social y ambiental de la International Finance Corporation - IFC, ISO 26000, Global Reporting Initiative - GRI y los Objetivos de Desarrollo Sostenible - ODS. Estos estándares guían nuestra gestión y permiten asegurar prácticas que contribuyan al desarrollo sostenible.
 
Adicional a ello, al ser la responsabilidad social y ambiental un eje trasversal a nuestra operación, desde nuestra gestión, trabajamos acciones que busquen contribuir con las localidades aledañas. Es por ello que realizamos monitoreos ambientales sobre calidad de agua, calidad de aire, ruido, una adecuada gestión de residuos sólidos y el control de las emisiones de gases de efecto invernadero.
 
La RSE en LAP se basa en ejes estratégicos que nos ayudan a encaminar los programas que venimos implementando. Las actividades que se desprenden de estos ejes consolidan nuestro compromiso como empresa y fortalecen las relaciones con nuestros Stakeholders. Los ejes que se mencionan son los siguientes:

  • Gobernanza
  • Gestión Humana
  • Gestión Ambiental
  • Comunidad aeroportuaria
  • Localidades aledañas
  • Cadena de proveedores
  • Relación con los clientes
  • Relación con estado
  • Gestión de la comunicación

En LAP con la gestión con sus grupos de interés internos y externos, se ha logrado el reconocimiento de Empresa Socialmente Responsable 2018. Este distintivo es una demostración pública y avalada por un tercero sobre las buenas prácticas de gestión aeroportuaria que se vienen desarrollando. Ello se demuestra bajo la premisa que las operaciones de LAP están alineadas con los principios del desarrollo sostenible en estos últimos años.
 
En el marco del proyecto de ampliación tenemos compromisos con las localidades vecinas al aeropuerto y para ello, se han establecido iniciativas las cuales están enmarcadas en pilares de relacionamiento como: educación, medio ambiente, salud, desarrollo económico y ayuda humanitaria. Cabe destacar que estos compromisos no serán solo durante la etapa de construcción sino también a futuro, cuando la nueva infraestructura empiece a operar.
 
¿Qué iniciativas o proyectos nos podría compartir de su estrategia de Responsabilidad Social, y cuáles son sus principales beneficios y beneficiarios?

A nivel interno hemos realizado distintas acciones con el objetivo de concientizar a nuestros colaboradores sobre la gestión de RSE y medio ambiente. Durante el 2018, realizamos la “Patrulla Verde”, una activación que premió a las áreas que cumplieron con el mejor desempeño ambiental. Asimismo, por décimo año consecutivo, nos sumamos a La Hora del Planeta, campaña que nos ayuda a promover el cuidado del medio ambiente. Para ello, no solo realizamos una activación con nuestros colaboradores y los usuarios del terminal, sino que también nos sumamos y apagamos parcialmente las luces de diferentes zonas del actual terminal, de acuerdo a las medidas de seguridad y operativas del aeropuerto.
 
Por otro lado, a la fecha, venimos realizando iniciativas con las comunidades aledañas en el marco del Proyecto de Ampliación del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, como por ejemplo el programa “Comedores Saludables” que se viene trabajando con seis Comedores Populares y un Comité de Vaso de Leche. El programa tiene como objetivo mejorar el servicio de alimentación que brindan los comedores populares de la zona, promoviendo una buena alimentación y buenas prácticas de manipulación de alimentos. Los beneficiarios del programa son siete localidades vecinas del Aeropuerto Jorge Chávez: AA.HH. 200 Millas, AA.HH. 25 de Febrero, AA.HH. Gambeta Baja Oeste. Teniendo así un total de 305 beneficiarios directos.
 
Hemos realizado campañas de salud y talleres para promover estilos de vida saludable en las localidades vecinas, esto en alianza con la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA). Se ha puesto a disposición de la población más de 13 especialidades médicas y servicios de salud como: Otorrinolaringología, Optometría, Farmacia Dermatología, Psicología, Ginecología, Pediatría, entre otros, ofreciendo más de 10 mil atenciones gratuitas en lo que va del 2019. Asimismo, se llevaron a cabo talleres de estilo de vida saludable a través de charlas de nutrición y psicología a madres de familia, jóvenes y adultos mayores.
 
Desde el 2018 venimos implementando capacitaciones sobre emprendimiento en las localidades, beneficiando a más de 290 vecinos del aeropuerto. Se realizó una convocatoria a través de las autoridades locales a los vecinos de 16 localidades que forman parte del área de influencia directa del aeropuerto. El objetivo fue desarrollar dos programas: uno dirigido a aquellas personas que tenían una idea de negocio y el otro programa para potenciar aquellos negocios que ya se encuentran en marcha. Estos programas se ejecutaron en alianza con la Pontificia Universidad Católica del Perú y los participantes recibieron formación en temas como: desarrollo de planes de negocio, estrategias de marketing, estructura de costos, requisitos legales para la formalización, entre otros.
 
Del mismo modo, se ha implementado el programa de Comité de Monitoreo y Vigilancia Ciudadana (CMVC), el cual se ha ejecutado con la consultoría de PCS LATAM, especialistas en el tema. Dicho programa tiene como objetivo promover la confirmación del comité con representantes de las localidades del área de influencia, con el fin de hacer un seguimiento de los compromisos ambientales y sociales. El CMVC se constituyó el 19 de junio, y ha realizado su primer monitoreo ambiental el 19 de julio del 2019.
 
Por otro lado, con el objetivo de dar a conocer cómo es el funcionamiento del Jorge Chávez, se realizaron visitas al aeropuerto en coordinación con las aerolíneas LATAM, AVIANCA y con colegios ubicados en el área de influencia directa. Dichas visitas contaron con la participación de docentes y más de 120 niños de entre 4 a 12 años.
 
Adicionalmente, hemos trabajado con organizaciones no gubernamentales, tales como Aldeas Infantiles SOS Perú, recaudando dinero a través de ánforas de donación ubicadas dentro del terminal. El dinero recaudado de manera mensual es utilizado para la manutención y/o alimentación de los niños que alberga dicha institución. En el año 2018 se logró un total de S/. 121,232.10.
 
¿Qué importancia tiene para su entidad la comunicación de la Responsabilidad Social y cómo lo trabajan?

Comunicar nuestras acciones en Responsabilidad social nos permite dar a conocer la gestión y desempeño que tenemos con nuestros grupos de interés. Exponer y socializar la gestión corporativa de LAP, mediante los diferentes canales, ayuda a posicionar a LAP como una empresa que practica la sostenibilidad.
 
Organizamos y promovemos la participación de comités internos: CASSO y COMALIM, que reúnen a la comunidad aeroportuaria (Contratistas, concesionarios, aerolíneas y entidades del estado). En estos comités hemos comunicado nuestras medidas de relacionamiento comunitario y los programas de gestión social con el AID, incentivando las buenas prácticas y posicionando a la sostenibilidad como un tema fundamental para las empresas y para el país.
 
Actualmente, se han implementado diversos canales de información y comunicación como por ejemplo: una página web del proyecto de ampliación con información exclusiva sobre el proyecto y sus beneficios sociales, la creación de un fan page en Facebook llamado “Crezcamos Juntos” para una mayor interacción con los vecinos de las localidades, una oficina de información permanente en el área de influencia y contamos con promotores sociales quienes están en constante relacionamiento con actores de las localidades.
 
¿Cuál considera que es la situación actual de la RSE en nuestro país y sus principales barreras y desafíos de futuro?

En el Perú, el concepto de RSE es un término nuevo que recién se ha interiorizado en las empresas. Hoy en día, al haber más regulación por parte del Estado, las empresas se ven obligadas a llevar a cabo un cumplimiento permanente. Sin embargo, es importante destacar que más allá del cumplimiento, estas iniciativas tienen que estar orientadas a contribuir con los objetivos de desarrollo sostenible del país, gestionando sus impactos eficientemente y trabajando a través de alianzas, por ejemplo, con instituciones del Estado. Esto sin duda, generará un impacto positivo para el país.
 
¿Y cuáles son los próximos retos y desafíos de su organización en esta materia y cómo los piensan llevar a cabo?

En este momento estamos enfocados en el Proyecto de Ampliación, más allá de los compromisos asumidos en la MEIA, nuestro objetivo es trabajar con los más altos estándares ambientales y sociales. El proyecto tiene dos componentes, no sólo es el desarrollo de la nueva infraestructura, sino también contribuir al desarrollo social de nuestras localidades vecinas, haciéndolos partícipes del crecimiento. Es por ello que, a la fecha, ya estamos ejecutando el Plan de Gestión Social (PGS), uno de los grandes retos es poder implementar todos los programas comprometidos en la MEIA y lograr un buen relacionamiento con las localidades aledañas, contribuyendo al desarrollo de las mismas, procurando buscar siempre el diálogo y la participación.