“Fuimos el primer banco que dio créditos de Reactiva Perú específicos para bodegueros” | Corresponsables.com Perú

“Fuimos el primer banco que dio créditos de Reactiva Perú específicos para bodegueros”

Entrevistamos a Manuel Silva, Director de Sostenibilidad y RRII en Scotiabank.

24-12-2021

¿Qué es lo que entienden por valor compartido, cómo lo diferencian de Responsabilidad Social y cómo se aplica en el caso de su organización?

Todas las decisiones y acciones que realizan las organizaciones tienen una repercusión a nivel económico, social o ambiental en nuestra sociedad. En Scotiabank, entendemos el concepto de Valor Compartido como las políticas y prácticas de las empresas que generan un valor económico pero que a su vez crean valor social para la sociedad donde operan. A diferencia de la Responsabilidad Social que implica el deber que tenemos en realizar una contribución social y ambiental. En la organización buscamos tener iniciativas que estén vinculadas con el centro del negocio y que en su naturaleza apoyen en la resolución de los desafíos más importantes del país.

¿Nos podrías comentar sobre la iniciativa Reactivando Mi Bodega y cómo trabaja el enfoque de valor compartido?

En medio de la pandemia, formamos una alianza con Backus para promover el acceso digital de bodegueros al programa Reactiva Perú, el cual fue impulsado por el Gobierno para ayudar a las empresas a contar con capital para que sigan operando. Por ello, creamos el proyecto “Reactivando Mi Bodega”, en donde logramos ayudar a miles de empresarios bodegueros a nivel nacional a acceder a créditos con tasas de interés históricamente bajas, lo cual generó a su vez un impacto positivo para el banco (colocación de créditos) como para la cervecera (resiliencia de su principal stakeholder).

De esta manera, Scotiabank fue el primer banco que otorgó créditos de Reactiva Perú específicos para bodegueros, y lo hizo gracias a la alianza con Backus, que a través de su plataforma Tienda Cerca (tiendacerca.pe) funcionaba como garante de todos los préstamos solicitados. Backus tiene entre su red de bodegueros a más de 200,000 ubicados en todo el país.

¿Cómo influye la iniciativa #EmpresasQueTransforman en sus actividades y qué opinión tienen sobre la iniciativa?

La iniciativa #EmpresasQueTransforman es la primera que verdaderamente exige el cumplimiento del concepto de Valor Compartido, lo cual es un sinónimo de lo que para nosotros es Sostenibilidad. En Scotiabank, venimos impulsando este tipo de proyectos y somos conscientes que durante la pandemia han sido clave para la resiliencia económica del país (en el caso de nuestra iniciativa, de los bodegueros peruanos). Una iniciativa como #EmpresasQueTransforman es sumamente importante por dar a conocer la pertinencia del frente económico dentro del concepto de Sostenibilidad. Nos enorgullece y motiva estar en la primera generación de empresas elegidas por esta iniciativa.

Confiamos en que #EmpresasQueTransforman inspirará a que más organizaciones impulsen iniciativas de valor compartido, sin duda, los casos ganadores de la primera lista reflejan el éxito de adaptar este concepto a cada negocio.

¿Cómo se trabaja la comunicación de sus iniciativas para evitar caer en la etiqueta del GreenWashing o Publicherry que, tanto por experiencias pasadas como por una comunicación difícil de entender, algunas empresas pueden caer?

Nos aseguramos de que las iniciativas tengan un impacto real e importante en el público al que nos dirigimos. Comunicamos lo que consideramos que puede servir como un motivador hacia otras organizaciones para que estas repliquen la iniciativa, es decir, se trata de inspirar más que de generar reputación. Detrás de cada proyecto hay un reto que como organización se busca resolver y que tiene como meta generar confianza en la comunidad a la que nos dirigimos. En el caso de Scotiabank, trabajar por nuestro futuro procurando el bienestar de nuestros clientes, colaboradores y el Perú.
 
La pandemia del covid ha cambiado mucho la forma de trabajar como los valores de la empresa, los cuales han cobrado una fuerte característica para poder tener una mayor rentabilidad. ¿Cómo ha afectado la pandemia a sus actividades y qué se ha aprendido en la empresa de la experiencia?

Los valores y principios de Scotiabank fue lo que permitió que tuviéramos una guía desde las primeras noticias del Covid-19. Tenemos claro que trabajar por nuestro futuro significa pensar en toda la sociedad, en los clientes y en el País y no únicamente en el negocio. Todo está conectado, y si uno no ha entendido que para superar la pandemia se necesita la colaboración de absolutamente todos, entonces el camino se hace mucho más difícil.

En un principio, nuestros esfuerzos se enfocaron en actividades que impulsen la reactivación económica, y luego avanzamos a frentes como la educación y el cuidado de los empleos para poblaciones vulnerables. La iniciativa “Reactivando Mi Bodega” es una muestra de que las alianzas son fundamentales, tanto entre privados como con el Estado y sociedad.

Como banco, la operación no estuvo paralizada en ningún momento, ya que estamos a cargo del resguardo de los recursos de los clientes. Nos adaptamos a un sistema híbrido de inmediato, atendiendo en agencias y desde remoto. Sin duda, el interés por el bienestar de la sociedad fue lo que permitió a Scotiabank seguir desarrollando productos y servicios necesarios para la fortaleza del país. 

¿Cuáles son sus planes a futuro y cómo ves al Valor Compartido con miras al 2030?

Nuestros frentes son tres: Equidad de género, Medio ambiente y Educación. A corto plazo, el proyecto más importante se ubica en el tercero. Queremos darle un gran impulso a la educación de Huancavelica, la región más pobre del país. Entendemos que es una apuesta a largo plazo, para lo cual contamos con Enseña Perú como aliado, el cual tiene todo un plan de reforma que lanzaremos en el 2022. Sin duda, los otros dos frentes también estarán incluidos en el plan Huancavelica.

En Scotiabank, vemos al Valor Compartido como un concepto que cada vez será más adoptado en las organizaciones, por necesidad y por mayor concientización gracias a iniciativas como #EmpresasQueTransforman. Se está entendiendo cada vez más que esto evoluciona de una responsabilidad social enfocada en acciones esporádicas de filantropía a una relación en donde las organizaciones desarrollan su negocio y como resultado se apoyan en la sostenibilidad social, económica y ambiental de la comunidad donde operan.

Esta entrevista forma parte del Dosier Corresponsables: Empresas que transforman el Perú