ODS13. Nuestra aspiración medioambiental es ser una industria carbono neutro al 2050 | Corresponsables.com Perú
ISO 26000:
 Medio Ambiente
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Construcción

ODS13. Nuestra aspiración medioambiental es ser una industria carbono neutro al 2050

Diego Arispe, Gerente Central de Responsabilidad Social Empresarial de Cementos Pacasmayo.

02-08-2022
Cementos Pacasmayo viene trabajando la sostenibilidad desde hace varios años, estrategia que se cimenta en cinco importantes pilares como el de operar responsablemente, cultivar talento extraordinario, ser aliado estratégico de sus clientes, actuar con integridad y crecer con sus comunidades, acciones que han tenido buenos resultados y que los lleva, por tercer año consecutivo, a formar parte del Dow Jones Sustainability Index, índice que incorpora a las empresas con mejores prácticas en criterios ESG; además, de ser miembros activos de la GCCA (Global Cement and Concrete Association), gremio que reúne a las principales empresas de cemento y de concreto en el mundo.

 

En entrevista con Corresponsables, Diego Arispe, Gerente Central de Responsabilidad Social Empresarial de Cementos Pacasmayo, manifiesta que uno de los principios culturales de la corporación es que las Personas Son lo Primero, el cual conjuntamente con su propósito organizacional de “Construir unidos el futuro que soñamos”, serán siempre el punto de referencia para la hoja de ruta de la Sostenibilidad que tienen trazada con planes concretos donde ser más inclusivos enriquecerá las decisiones que tome la compañía de cara a la Sostenibilidad.

 

Cuéntenos sobre Pacasmayo ¿hace cuánto tiempo se ha fundado la empresa, en qué lugares opera y cuántas personas trabajan en la compañía?

Somos una cementera peruana que fue fundada en 1957, y en noviembre próximo cumplimos 65 años de historia. Actualmente, somos aproximadamente dos mil colaboradores y operamos principalmente en el norte del país, desde Tumbes hasta Huarmey, y en la parte nororiental tenemos una planta cementera en Rioja (San Martín), con la que atendemos toda esa zona de la selva peruana. Contamos con otras dos plantas: la primera de ellas en Pacasmayo, que es donde se originó todo y de donde provenimos; y la más reciente, que opera desde fines de 2015 en Piura; esta última planta ha sido diseñada y equipada con tecnología de última generación y muy orientada a la sostenibilidad y a los impactos ambientales que se generan en nuestra industria. Por ejemplo, en nuestros procesos de operación en la Planta Piura hemos reemplazado la caliza por la conchuela y, con ello evitamos el uso de explosivos para granular este sedimento y poderla procesar para hacer cemento; y, por otro lado, todos nuestros almacenes de materia prima están absolutamente confinados, con lo cual, el impacto de polución y de CO2 en la industria lo podemos controlar de mejor manera.

 

Ahora que menciona algunas medidas de responsabilidad que viene adoptando podría mencionar, ¿cómo ha evolucionado su estrategia en sostenibilidad con los años y cuáles son estos pilares que ustedes tienen en su estrategia?

 Venimos trabajando la sostenibilidad desde hace varios años. Tenemos conformado un Comité integrado por la alta dirección y las gerencias centrales de nuestra compañía, de manera que aseguramos que la gestión no sólo recaiga en una sola persona, sino en un equipo multidisciplinario; y es sobre la base de este comité que hemos diseñado una estrategia de sostenibilidad al 2030, con acciones muy concretas hacia ese año, la cual se cimenta en cinco grandes pilares, con los que buscamos cubrir los tres criterios englobados de la sostenibilidad que pasan por lo social, por lo medio ambiental y por lo que es gobernanza
 

¿Cuáles son estos pilares de la estrategia de sostenibilidad de Pacasmayo y qué iniciativas vienen trabajando dentro de ellas?

 El primero de nuestros pilares es que operamos responsablemente, y lo que buscamos es reducir nuestras emisiones de CO2 al medio ambiente. Hemos declarado públicamente que buscamos ser una empresa carbono neutro al 2050. Somos miembros activos de la GCCA (Global Cement and Concrete Association), que es el gremio que reúne de manera internacional a las principales empresas de cemento y el concreto, y la GCCA busca que seamos una industria de carbono neutro al 2050. En línea con esta aspiración, que hemos transformado en declaración, lo que buscamos es acercarnos a esta meta para lo cual tenemos una hoja de ruta de reducción de emisiones al 2030. 
 

Una de las iniciativas que conforman parte de este primer pilar es el “EcoSaco”, producto que está dentro de nuestro portafolio de soluciones de cemento, que le permite al autoconstructor y al maestro de obra, que la bolsa se disgregue con los demás componentes para hacer concreto, con lo cual evitamos la emisión de desperdicios. Por otro lado, lanzamos año a año un programa interno al que denominamos “Tu Idea Pacasmayo”, a través del cual, buscamos recoger iniciativas de nuestra gente relacionadas a la sostenibilidad. En la última edición de este concurso hemos identificado la posibilidad de reemplazar los ladrillos artesanales por ladrillos de suelo cemento, una innovadora solución que hemos presentado a Pro Innóvate.

 

Otro pilar es el de cultivamos talento extraordinario, donde monitoreamos muy de cerca el Engagement de nuestros colaboradores, a través del cual identificamos su sentido de pertenencia y conexión con el Propósito de la compañía y con la visión organizacional que les ofrecemos como parte de la propuesta de valor que les ofrecemos. Otra iniciativa que venimos desplegando de este pilar está relacionada a la diversidad y la inclusión. Queremos enriquecer nuestra diversidad natural, pues estamos presentes en varias regiones de nuestro país, con una estrategia más centrada en la inclusión. En esa línea, hemos conformado un Comité de Diversidad e Inclusión, compuesto por tres ejecutivos y tres ejecutivas, con quienes venimos trabajando estos temas. En una primera etapa nos estamos centrando en la equidad de género en un sector súper duro como la industria del  cemento, históricamente gestionada por fuerza laboral masculina; al respecto, en los últimos años, la presencia de mujeres dentro de la compañía ha crecido de manera importante. Hoy, ellas representan el 16% del total de nuestra fuerza laboral; en el 2011, dicha cifra equivalía al 7%. 

 

Otro pilar importante es que somos realmente aliados estratégicos de nuestros clientes. Regresamos al ejemplo del “EcoSaco”, a través del cual no solamente buscamos emitir menos CO2 al medio ambiente con una bolsa que se disgrega con los demás componentes para hacer concreto, sino que también buscamos facilitar la labor del maestro de obras con un proceso de producción de concreto más eficiente para ellos, sin la necesidad de disponer luego del empaque.

 

Actuamos con integridad es otro pilar que tenemos. Estamos desarrollando internamente un programa que denominamos “Mundo Ético”, a través del cual buscamos que nuestra gente sea realmente consciente de la importancia de estos dos componentes, de lo contrario es muy complicado sostenernos en el tiempo de manera exitosa. En la edición del distintivo “Empresa Socialmente Responsable” organizada por Perú Sostenible del año pasado, fuimos reconocidos en la categoría de Ética e Integridad por dicho Programa. 

 

Finalmente, el quinto pilar es que crecemos con nuestras comunidades. Las comunidades son actores de interés muy importante para nosotros e interactuamos con ellas, brindando iniciativas en colaboración que buscan mejorar la calidad de vida de quienes las conforman a través de programas enfocados en salud, educación, desarrollo local, entre otros. 

 

Han recibido, por noveno año consecutivo, el distintivo “Empresa Socialmente Responsable”. Esa es una distinción muy importante en el país porque reconoce el trabajo que vienen realizando en el cuidado del medio ambiente, en gobernanza y en lo social ¿Qué nos puede comentar al respecto?

  Este año hemos recibido por noveno año consecutivo la distinción de “Empresa Socialmente Responsable”, con una adición, que este año hemos sido reconocidos en la categoría ambiental por nuestra estrategia de carbono neutro al 2050, que era lo que comentábamos al inicio.  
 

¿Cuál es el propósito de la compañía?

 Nuestro propósito es “construir unidos el futuro que soñamos” y lo hemos desarrollado a partir de la voz de nuestra gente. Acordamos con nuestra Gerencia General que si nosotros queríamos develar cuál es nuestra razón de ser y qué motiva a quienes somos parte de Pacasmayo, era muy importante que lo encontráramos en nuestra propia gente; y eso fue lo que hicimos. 
 

Además del lanzamiento del EcoSaco, nos comentaba que dentro de su estrategia tienen esta meta de reducir el CO2 y ya tienen algunas acciones concretas, por ejemplo, el primer almacén ecológico que está abastecido por 100% energía solar. Cuéntanos sobre estos detalles, y otras acciones concretas que vienen realizando o que tienen en marcha.

 Efectivamente, ya está en operación en Piura nuestro primer almacén abastecido 100%  de energía solar y de manera adicional a las iniciativas ya comentadas, quisiera agregar que a través de una alianza con la UTEC (Universidad de Ingeniería y Tecnología), hemos implementado en el campus de esta universidad el Centro de Investigación del Cemento y el Concreto (CIC), a través del cual buscamos encontrar materiales alternativos para hacer cemento con un menor impacto de CO2 en el ambiente. 
 

Y en ese objetivo ¿qué importancia juega el papel de la comunicación en la responsabilidad social que vienen trabajando y cómo la hacen pública?

 Tenemos un equipo de marca corporativa y un Comité de Reputación que, lo que buscan es, a través de reuniones periódicas, repasar lo que venimos haciendo en línea con nuestra estrategia organizacional y compartir con la comunidad en general las buenas noticias, lo que hacemos, cómo vamos avanzando; y creo que, evidencia de ello son los reconocimientos que hemos venido obteniendo hasta el día de hoy en materia de sostenibilidad.
 

Otra evidencia de que nos preocupamos en comunicar lo que hacemos es que, por tercer año consecutivo, hemos formado parte del Dow Jones Sustainability Index, que es este índice que incorpora a las empresas con mejores prácticas en criterios ESG y, además, somos la única empresa cementera peruana que ha sido incluida –por segundo año consecutivo- dentro del The Sustainability Yearbook al día de hoy y, dentro del ranking de las empresas dedicadas a los materiales de construcción, a nivel mundial, ocupamos el puesto ocho. Afortunadamente, venimos avanzando bien y creo que estos reconocimientos son muestra de la comunicación, pero más importante de la convicción y consistencia detrás de nuestras iniciativas de sostenibilidad.

 

Para finalizar ¿cuáles son los próximos retos y desafíos que tiene Pacasmayo en el tema de responsabilidad social y cómo piensan llevarlos a cabo?

Tenemos una hoja de ruta con planes concretos que revisamos periódicamente en línea a los cinco pilares que conforman nuestra estrategia de sostenibilidad; y el pilar más desafiante es “operamos de manera responsable”, frente a nuestra declaración de ser una empresa carbono neutro al 2050.

Los desafíos van a ser gigantes porque seguiremos educando a nuestros clientes sobre las bondades de utilizar cementos de baja emisión de carbono; además, debemos tratar de llegar a nuestras autoridades para que impulsen el uso de cementos bajos en carbono en la entrega de inversiones públicas o privadas; ocurre que normalmente, lo que se especifica en el expediente técnico son los cementos convencionales que tienen una  mayor huella de carbono. A diferencia de los cementos adicionados, cuyo factor de clinker cemento es menor, debido al reemplazo del clinker por otras materias primas tales como, puzolana, escoria, caliza y arcillas calcinadas y que generan una menor huella de carbono; además que el uso de los cementos adicionados tienen otras ventajas tales como, la mayor protección contra el salitre, tan importante en las zonas costeras. Entonces, tenemos que trabajar con el ecosistema en general, pasando por consumidores, partners dentro de la industria de la construcción y por el Estado. El desafío es gigante, pero lo vemos con muchísimo entusiasmo y con bastante optimismo.

 

Escucha la entrevista completa con Diego Arispe