ISO 26000:
 Derechos Humanos,  Gobernanza,  Medio Ambiente,  Prácticas Justas de Operación
Grupos de interés:
 Grandes empresas

Optimización del consumo de agua: el desafío de la minería moderna

Desde Ecolab, proponemos e implementamos soluciones para promover la sostenibilidad en la industria minera.

22-03-2024
Raúl Huerta, Gerente de Distrito para Chile y Argentina en la División Mining de Ecolab

Cuando hablamos de desafíos de la minería, uno de ellos se centra en la sostenibilidad de sus operaciones, el cual toma cada vez mayor peso en sus estrategias de negocio, como la reducción de la huella de carbono, el cuidado de las comunidades y el uso óptimo de los recursos. En este último punto, la reducción del agua se convierte en un concepto fundamental para que los procesos sean más sostenibles con el tiempo. En ese sentido, garantizar su trazabilidad a lo largo de la cadena productiva y promover su reutilización permite evitar el desperdicio y reducir el consumo.

En la actualidad, en el proceso de extracción existen dos fuentes principales de obtención de agua: la que proviene del reciclaje de la misma agua que se utiliza en sus operaciones, y el agua fresca, la cual está en cuestionamiento debido a que se utilizan aguas subterráneas. Aquí toma fuerza la propuesta de utilizar agua de mar, así como la implementación de soluciones asociadas a la maximización de la recuperación del agua dentro de cada etapa de la cadena de valor de extracción del mineral.

Desde Ecolab, proponemos e implementamos soluciones para promover la sostenibilidad en la industria minera. Por ejemplo, una práctica que se ocupa en distintos proyectos mineros es el uso agua de mar. Se puede obtener de dos tipos: “cruda”, es decir que se toma directamente desde el mar e ingresa a la mina; o agua de mar que pasó por un proceso de ósmosis que le quita la mayor cantidad de sales. En esta práctica de uso de agua de mar sí es importante proteger los activos para que tengan mayor vida útil, ya que uno de sus principales desafíos es controlar la corrosión.

Nuestra compañía ha aplicado proyectos exitosos de estas características en una serie de clientes, entre ellos una minera en el norte de Chile. En cualquiera de estos casos, un punto importante fue proteger los activos involucrados en el proceso. Para esto, desarrollamos formulaciones específicas de químicos para reducir los niveles de corrosión y hacer que la utilización de agua de mar sea una práctica sostenible en el tiempo.

Finalmente, la tecnología aplicada en la recuperación de agua en los procesos finales es sumamente importante. Porque hoy en día la gran y mediana minería se sustentan en el tiempo con una gestión inteligente del recurso hídrico. Es decir, la cuota de agua que cada minera tiene disponible para utilizar es la que hay que minimizar para tener el menor impacto ambiental posible.

Esta tribuna forma parte del Dosier Corresponsables: Día Mundial del Agua 2024.